El Hospital Franklin Tello se encuentra situado en el nororiente ecuatoriano, en plena región amazónica del Ecuador, a orillas del afluente más importante del Amazonas, denominado río Napo, en una pequeña población denominada Nuevo Rocafuerte, actualmente frontera con el Perú.

Hospital Franklin Tello

Jambi Purina

El nororiente ecuatoriano pertenece en la clasificación de zonas climáticas del Ecuador, realizada por el Servicio de Meteorología e Hidrología, a la zona clímática “tropical húmeda, con una temperatura media de 25,2º centígrados y oscilaciones entre 20º y 39º. La humedad media alcanza al 89%; la pluviosidad es de 3600 mm al año y la altitud en Nuevo Rocafuerte es inferior a los 200 metros.

Todo el nororiente ecuatoriano fue hasta la época petrolera una región muy escasamente poblada; desde el año 1970 las carreteras petroleras que invadieron parte de nuestra región trajeron una migración muy intensa, procedente del resto de las regiones ecuatorianas. Con todo, la zona de influencia del Hospital, que corresponde al Cantón Aguarico, permanece intacta para el movimiento migratorio y, en consecuencia, aislado de las influencias que dicha migración ha realizado en la población de la región.

Para llegar al Hospital es necesario acceder a la capital de la Provincia Orellana por carretera y vía aérea. Desde este lugar es necesario realizar un recorrido de 300 km por vía fluvial, descendiendo el río Napo. La mitad de este recorrido, unos 150 km, pertenece al cantó Aguarico, cuya capital Nuevo Rocafuerte, ocupa el  vértice del triángulo amazónico ecuatoriano. Parte del cantón se extiende por el río Aguarico, afluente del Napo, que desemboca a unos 30 km río debajo de Nuevo Rocafuerte y donde se ubica una de sus comunidades, denominada Zancudo, que también cae bajo la influencia de los programas de salud del Hospital. En realidad su ámbito de influencia se extiende  hasta unos 300 km en este río Aguarico, llegando a la comunidad denominada Playas de Cuyabeno.

2. Población afectada por la labor hospitalaria

Las comunidades de nuestro cantón Aguarico objeto de nuestra atención médica son 26, con una población estimada en su conjunto de cerca de 6000 habitantes. Su situación geográfica se caracteriza por una amplia dispersión en sus viviendas a lo largo del Napo y Aguarico y solamente existen cada cierta distancia centros comunales donde se ubican las escuelas, casas comunales, dispensarios médicos y locales de reunión comunitaria. Estas comunidades están constituidas en un 90% de población indígena quichua, con una vida basada en una agricultura y pesca de subsistencia.

Una parte escasa de la misma trabaja en compañías petroleras y realiza labores de transporte fluvial. Es, por tanto, una población de muy escasos recursos financieros y en muchas ocasiones solo pueden adquirir los recursos que cubran sus necesidades por el sistema de intercambio de productos.

La movilidad de esta población es exclusivamente fluvial. Algunos miembros de cada comunidad disponen de canoas con motores fuera borda; la mayoría siguen movilizándose a remo y palanca en sus frágiles embarcaciones. Existen algunas embarcaciones de servicio público que realizan dos o tres viajes semanales desde Nuevo Rocafuerte hasta Coca, capital de la Provincia Orellana. Estas embarcaciones suponen una ayuda para el trasporte, aunque el costo de las mismas retrae con frecuencia su uso para parte importante de la población indígena.

3. Hospital Franklin Tello

Se trata de un pequeño hospital que funciona en la población de Nuevo Rocafuerte desde el año 1965, bajo la administración de la Misión capuchina-Vicariato Apostólico de Aguarico. Desde 1970 este Hospital ha sido dirigido por un médico capuchino oriundo de Hondarribia y durante este largo periodo de tiempo el Hospital ha sufrido repetidas reformas, de manera que en la actualidad puede considerarse como un Hospital equipado como un Hospital General donde pueden realizarse todos los servicios básicos en las secciones fundamentales de Cirugía, Medicina Interna, Gíneco Obstetricia y Pediatría.

A partir de mediados del año 2006 el Hospital se ha convertido en un Hospital Docente, en estrecha colaboración con la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) de Quito, donde los alumnos del último año de carrera, el llamado Internado Rotativo, realizan en este Hospital una estancia dedicada a profundizar en sus conocimientos de patología tropical y parasitología.

El Hospital FT se encuentra a comienzos del año 2007 en una nueva etapa de reestructuración y de ampliación de sus servicios. En sus programas de acción pueden delimitarse dos tipos de actividad: una, a través de las infraestructuras hospitalarias, que están sometidas a una franca renovación y mediante la ampliación del equipo humano que trabaja en él, por otra, con un nuevo programa de acción fluvial, JAMBI PURINA.

4. JAMBI PURINA Salud que Viaja

El Hospital dispone en este momento de una lancha Médica “Jambi Purina”, equipada para realizar servicios completos de asistencia primaria, en el área que corresponde a nuestro cantón Aguarico, con pequeñas derivaciones al cantón Curabeno, de la provincia de Sucumbios.

Esta lancha médica dispone de su propio equipo humano, conformado en la actualidad con un médico director, un administrador un mecánico y un motorista. Está previsto completar este equipo con un odontólogo y un enfermero. En sus tareas asistenciales cuenta con la dirección del hospital y con personal del mismo que se integrará a él en sus programas de salud. Por otra parte, la lancha médica dispone de una chalupa para sus desplazamientos de emergencia o en situaciones especiales.

Se ha previsto realizar cada mes dos viajes, uno al Napo, a las parroquias de nuestro cantón, y otro al río Aguarico, que abarque la parroquia de Zancudo y que llegue hasta Playas de Cuyabeno. Cada viaje durará 10 días. El proyecto, ya en ejecución desde enero del presente año, prevé cubrir en el plazo de cada dos meses la asistencia a todas las parroquias de nuestro Cantón.

Con la ayuda de SPORT-MUNDI, tenemos la firme esperanza de que este ambicioso proyecto conseguirá cumplir su objetivo.