1. ¿Qué es ABAY?

Abay es una asociación no gubernamental y sin ánimo de lucro, que  nace en el año 2008. Su finalidad es promover la realización de acciones, procesos y programas de Cooperación para el Desarrollo Humano, Ayuda Humanitaria y en general acciones de ayuda solidaria con el pueblo etíope.

Abay busca convertirse en una herramienta de colaboración y cooperación en la cual los niños adoptados y sus familias adoptantes junto al resto de los asociados puedan, mediante las diferentes actividades propuestas, conocer y colaborar con la realidad de sus regiones de origen y participar de forma activa en las actividades de la asociación.

Asimismo, constituyen fines de la Asociación, la realización de actividades, programas de sensibilización, asesoramiento en los procesos de adopción, promoción del  desarrollo y de los derechos humanos, formación en general, incremento de capacidades y el fomento de la expansión de las Libertades.

Abay pretende fomentar el sentido cívico de solidaridad en nuestra juventud y la conciencia de la comunidad en la que vivimos. Por ello Abay fomenta todas aquellas actividades que pueden acercar Etiopía a las comunidades donde residen.

2. LOCALIZACIÓN Y ACCESIBILIDAD. GABA KEMISA  

Localización y accesibilidad.

El área  donde se implantan los principales proyectos de Abay se conoce comúnmente con el nombre de Bacho. Incluye el kebele de Gaba Kemisa (donde está situado escuela, centro sanitario, pozo y parcela para la construcción del futuro centro polifucional) y los kebeles adyacentes de F/T/Rada, Go/Liban, N/Kersa y W/W/D. Se encuentra en el Estado Regional de Oromía, en el distrito de Wolmera o Walmara. Está a 34 km de la capital del distrito, Holeta, en dirección sudoeste.

Gaba Kemisa se encuentra a una distancia total de 66 Km de Addis-Abeba. Los primeros 32 kmde Addis-Abeba a Holeta (capital del distrito) transcurren por una carretera asfaltada y los siguientes 34 Km. hasta el emplazamiento  donde se sitúan los proyectos de Abay, es un camino transitable dependiendo de las estaciones del año. En época de lluvias las posibilidades de acceso en jeep son muy reducidas. Por este motivo recomendamos que lleves botas de agua e impermeable. Es probable que tengas que hacer el camino a pie o en gary (especie de carro de madera, muy precario conducido por un caballo y dirigido por un habitante de la zona…puede ser divertido!!!)

Aspectos sociodemográficos.

El emplazamiento de Gaba Kemisa es accesible durante la temporada seca. La densidad de población es importante y la religión mayoritaria es la ortodoxa. De acuerdo con la información obtenida de la población local, hay 200 viviendas para una población total de 1000 personas. El tamaño de una familia media en esta aldea es de cinco miembros por hogar. La población del área de Bacho, beneficiaria de los proyectos de Abay se extiende a kebeles próximos sumando una población aproximada de 23.000 personas, al  centralizarse en Gaba Kemisa servicios públicos como la escuela de primaria y el centro sanitario. El patrón de asentamiento se encuentra planificado y urbanizado con algunas infraestructuras que incluyen una carretera. Hay una escuela elemental y un pequeño centro de salud asistido por un enfermero, trabajador de Abay.

Actividad económica.

La actividad económica en esta aldea depende en su mayor parte de la agricultura y del ganado. Las mayores fuentes de ingresos de la población proceden de la venta de cosechas y la crianza de ganado. Los ingresos generados de la venta de estos productos agrícolas y del ganado se emplean en su mayor parte en la compra de materiales agrícolas como fertilizantes, pago de diversos impuestos gubernamentales y la compra de bienes para el hogar.

Servicios  sanitarios y sociales.

En el área de Bacho no hay centro de salud en el área, la gente está viajando más de 30 km para obtener tratamientos básicos. En el transcurso de los viajes, muchos pierden la vida, perdiendo tiempo, malgastando servicios y generando costes.

Gaba Kemisa tiene su propia posta sanitaria que con la ampliación del proyecto de Abay pasa a convertirse en Centro de Salud con el consecuente incremento de servicio sanitario a la comunidad.

En relación con las condiciones de salubridad, la población no dispone de letrinas y suelen convivir con animales.

Servicios educativos.

Gaba Kemisa tiene una escuela elemental que presta servicios educativos hasta el grado octavo. La escuela tiene 800 estudiantes, pero teniendo en cuenta que la mayoría de los niños en esta aldea se ocupan de tareas de adultos para el sostenimiento familiar, existe mucho absentismo escolar.

Gaba Kemisa tiene su propio emplazamiento para el mercado que se celebra un día a la semana (los jueves). Merece la pena visitarlo y pasear por entre los puestos colocados sobre el suelo.

Suministro de energía y otros servicios sociales.

La aldea  tiene un servicio de suministro de energía bastante precario y con continuos cortes. Tampoco llega al total de la población, por lo que muchos vecinos siguen usando leña para el fuego como principal fuente de energía. No hay hotel, restaurantes, ni servicios de telefonía.

 Condiciones de habitabilidad.

Las casas en Gaba Kemisa están hechas de adobe con tejados de ramas, aunque hay también algunas con tejados  de chapas de metal.

La producción de cereales se centra en la estación de lluvias de verano, que va desde mediados de junio hasta mediados de septiembre. La media de lluvias anuales en Kebele está entre los 834 y los 1100mm al año, y la temperatura media es de 18-22ºC al día.

3. ¿Qué es el Aula Canguro?

3.1. Análisis de la realidad

La escuela infantil canguro  forma parte del proyecto de Centro Polifuncional Abay, del cual se habían construido los cuatro primeros módulos que constituyen la biblioteca, el aula de formación, la casa de voluntariado y el taller textil. La ampliación con tres aulas, cocina-comedor y baños ha servido para dar vida al proyecto de Escuela canguro.

Escuela Infantil Canguro de Abay

Escuela Infantil Canguro de Abay

De la información obtenida por Abay mediante la comunicación de maestros del colegio de Bacho Walmara, de representantes del gobierno local, informes de los servicios sociales de la comarca, incluso de los propios niños mediante las cartas que nos envían dentro del proyecto de hermanamiento de colegios  y principalmente de nuestros representantes y voluntarios con formación en Trabajo Social hemos podido realizar un análisis exhaustivo de la situación social en Walmara, determinando que hay niños pequeños, menores de 5 años, que están muy mal atendidos, sin comida ni higiene, ni ropa, ni atención médica.

Uno de los problemas que encontramos entre los menores que motiva su absentismo escolar es la carga familiar que tienen, pues desde edades muy tempranas cargan con sus hermanos menores lo que imposibilita el acceso a la escolarización.

Uno de los problemas que encontramos en los niños menores de 5 años y que motivan una elevada tasa de mortalidad infantil es la aparición de enfermedades banales que como consecuencia de nulos cuidados y hábitos higiénicos inexistentes se convierten en trágicas enfermedades.

La escasez de alimentos a edades tempranas provoca una elevada predisposición a padecer múltiples patologías que convierten a estos niños en las principales víctimas de la pobreza.

3.2 Justificación del proyecto

La Escuela Infantil Canguro, dentro del Centro Polifuncional  Abay, dada su estratégica ubicación cercana a la Escuela de Bacho Walmara, pretende ser un lugar de referencia para los menores de la zona, especialmente para los más vulnerables: menores huérfanos, enfermos, con familias multiproblemáticas, familias monoparentales. En esta zona es fundamental crear recursos que atiendan a los pequeños más vulnerables, puesto que de su desarrollo personal, educativo y  social dependerá el futuro de la comunidad.

Con respecto a las necesidades que atiende, encontramos las siguientes:

  • Aula saludable: en numerosas ocasiones encontramos en Walmara a menores con problemas de salud que simplemente con unas condiciones higiénico-alimenticias adecuadas mejorarían considerablemente su estado.
  • Concilioteca: Existe un gran número de familias en la que los progenitores tienen largas jornadas laborales que les impiden atender a los hijos más pequeños, quedando al cuidado de hermanos mayores. Con esta situación limitamos las oportunidades de los hermanos-cuidadores de escolarización, encomendándoles además tareas que no son propias de su edad. Esta problemática se agudiza en el caso de familias monoparentales.
  • Centro de Día ante situaciones de Crisis: Existen muchas familias que por motivos de enfermedad, pobreza extrema, desempleo, violencia intrafamiliar, etc. no pueden cumplir con su función cuidadora. Sin embargo, cuando estas situaciones de “riesgo social” no desembocan en la “desprotección” de los menores que los lleve a un internamiento en centro (orfanato), se requiere de centros de días que favorezcan su adecuado desarrollo en un entorno saludable.
  • Comedor infantil: los niños que por diferentes motivos sean atendidos en el aula canguro mantendrán una correcta alimentación durante los periodos de su estancia cuidando especialmente la alimentación en situaciones de afección por alguna patología.
  • Espacio que favorece el desarrollo integral y armónico de todas las capacidades de los niños: Los niños tienen la posibilidad de desarrollarse de forma integral, en un entorno que les ofrece seguridad, afecto y confianza.
  • Escuela de educación infantil atenderá progresivamente al desarrollo del movimiento y de los hábitos de control corporal, a las diferentes formas de comunicación, al lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y de relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio. Además se facilitará que los niños elaboren una imagen de sí mismos positiva y equilibrada y adquieran autonomía personal.
  • Aula de enlace para niños de 7 años que continuarán su formación educativa el curso siguiente en la escuela pública de Bacho, en Walmara.

Se ha diseñado un Proyecto educativo para este aula, cuyo objetivo principal es favorecer la adaptación de los niños a una nueva etapa educativa de forma coordinada y coherente (puente entre la escuela canguro y la escuela pública).

3.3. Destinatarios

  • Aula Canguro: Niños y niñas con edades entre 3 y 6 años que acuden diariamente desde Walmara, Hidu y Dilu y que serán elegidos por un comité entre los más necesitados de la comunidad.
  • Aula Enlace: Niños y niñas de 6 y 7 años que continuarán su formación académica el curso siguiente en la Escuela Pública de Bacho.

4. Escuelas deportivas

El proyecto tendrá lugar  también en la Región de Oromia, distrito de Walmara, Gaba Kemisa,(Etiopía).Los beneficiarios directos de proyecto serán 100 niños y jóvenes de la región con edades comprendidas entre 7 y 21 años. Pero nos centraremos en los más pequeños, en el grupo del “Dabadabada”, que son los niños de 7 años, que son el enlace entre el aula canguro y las escuelas deportivas.

El objetivo principal es enseñar valores a través del deporte, promoviendo la convivencia, el respeto, el trabajo en equipo y el desarrollo de hábitos saludables entre niños y la población juvenil de Walmara. Siempre dentro del objetivo final de mejorar el desarrollo y los recursos de los niños en el área, con especial atención a las necesidades de salud, nutrición y educación.

Las macro actividades diseñadas son:

  • Elaboración de un calendario y lista de actividades deportivas extraescolares. Diseño de un programa de entrenamiento para cada uno de los grupos de deportes (voleyball, fútbol y atletismo), dirigidos a los niños y jóvenes; y basado principalmente en el juego.
  • Organización y puesta en funcionamiento de un programa dedicado al aseo corporal al finalizar la   práctica deportiva diaria.
  •  Dotación de material deportivo para los deportistas y los monitores deportivos.
  • Merienda para los deportistas que hayan finalizado el entrenamiento y estén debidamente aseados, lo que supone un importante aporte alimenticio.
  • Organización y puesta en marcha de una carrera popular (Carrera In Real Time, en marzo) y torneos de fútbol y  voleyball.
  •  Los reconocimientos Médicos de los deportistas que participan en el proyecto.

El 91,3% del presupuesto disponible será usado para gastos directos de proyecto, mientras que el resto será usado para gastos indirectos (administración). El Out put esperado con este proyecto será, un cambio en la forma de ocio de los niños y jóvenes de la comunidad, haciendo del deporte un entretenimiento en el que a medio y corto plazo forme parte de su día a día. Además el deporte hará que estos niños y jóvenes se desarrollen como ciudadanos completos y que favorecerán el desarrollo de su país.

La duración inicial de este proyecto es de 29 meses, aunque la sostenibilidad del mismo tendrá carácter indefinido (mientras la licencia Abay en Etiopía sea renovada por la administración); ya que el proyecto posee el compromiso de compañeros y donantes de Abay.

Organización y Dirección: Se establecerá un comité responsable de la selección de los monitores deportivos así como de la evaluación y la continuación del programa. El comité estará formado por el director de la escuela de Bacho Walmara, así como por los representantes de Abay tanto en Etiopía como en España. La puesta en marcha del programa contará con monitores deportivos en cada uno de los grupos de deporte, así como de dos coordinadores que se encargarán de la supervisión y consecución de los objetivos. Se darán informes a las Autoridades Regionales y zonales de Woreda.

COSTE TOTAL Y PRESUPUESTO DEL PROYECTO

Las actividades a realizar con cargo al proyecto van a suponer unos costes totales de 21.520,00 euros, que se distribuyen como se indica a continuación:

BIRR EUROS
A.1.-Personal 120.000,00 4.800,00
A.2.-Comida 318.000,00 12.720,00
A.3.-Material de limpieza y aseo 28.000,00 1.120,00
A.4.-Material didáctico 20.000,00 800,00
B.1.-Merienda “dabadabada” 149.760,00 5.990,40
TOTAL COSTE PROYECTO  635760,00 25.430,4

El presupuesto se ha obtenido a partir de un tipo de cambio de 1 euro = 25 birr etíopes

El proyecto dispone de una financiación asignada a la compra de comida de 360 euros mensuales, lo que supone 4.320 euros anuales (el presupuesto bajaría a: 21.110,4 €) así como de los gastos de personal de 4800, pues son ya trabajadores Abay.

Por tanto la necesidad de  financiación para este proyecto durante el año 2016 asciende a 16.310,40 euros.